lunes, 18 de abril de 2011

Mayordomía de la Familia

“Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él”… Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre. Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada. Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne. Génesis 2:18-24.
Habiendo terminado con la administración del tiempo, durante las próximas tres semanas vamos a estar viendo el tema de la mayordomía de la familia. Esta semana vamos a descubrir cómo Dios celebro la primera boda y también cómo Dios quiere que el matrimonio cristiano funcione y cuál es el propósito al crearlo: Hay por lo menos tres cosas que vamos a aprender sobre el matrimonio:
a) Dios es el creador del matrimonio.
b)Cómo Dios quiere que funcione el matrimonio.
c) Y cuál es el propósito del matrimonio.
Sabiendo que el matrimonio es la base de la familia, debemos aprender a ser matrimonios sanos para tener familias sanas y que glorifiquen a Dios.
Según cómo esté el matrimonio es cómo va a ser o como va a estar la familia, queremos con este estudio, responder algunas preguntas:

¿Quién inventó el matrimonio?
¿Cómo funciona el matrimonio?
¿Cuál es el propósito del matrimonio?
Dios dio el matrimonio a Adán y Eva para que lo administraran. Una buena mayordomía familiar, empieza al comprender estos principios:
1) el hombre debe dar prioridad a su esposa por sobre todas las cosas, aun de sus padres. El dejará a su padre y a su madre, no por ir a vivir a otro lugar sino por cortar el cordón umbilical, como algunos dicen haciendo referencia a no depender más de los padres.
2) Segundo, la unión entre el hombre y la mujer debe ser permanente: el hombre se unirá (lit. “pegado”) a su mujer, y serán una sola carne. Jesús (Mat. 19:5) y Pablo (Ef. 5:31) citan este pasaje al referirse al tema del divorcio. 3) Y tercero ambos llegan a ser «una carne» en la intimidad y en el compromiso de la unión sexual que está reservada sólo para el matrimonio. 1º Corintios 7:3-5
Estas son algunas de las cosas que vamos a estar estudiando esta semana.